martes, 2 de diciembre de 2008

Metamorfo de Willian Ramírez



No moriré si en dulce calma me das de beber la canción de tus labios.
José Daniel Suárez Hermoso


Hacia la búsqueda de una expresión personal, en el camino de una voz auténtica y más allá de la forma encontramos a Willian Ramírez (San Carlos, estado Cojedes, 1969) Licenciado en Educación, mención Lengua y Literatura, egresado de la UNELLEZ; Mención de Honor en el Concurso Misterios y Fantasmas Clásicos de la Llanura (2002).
Willian Ramírez
, mantuvo una columna literaria en el Semanario El Impacto: Trece excusas para perder el tiempo y éste es su primer poemario: Metamorfo, editado por la Fundación Editorial El Perro y La Rana, imprenta de Cojedes, Colección Nuevas Tendencias.
Willian, tus poemas me invaden y se transfiguran en medio de la tarde que se esconde entre la lluvia y el cálido sol de Montalbán.



Para qué sirve una mañana
Algunas veces una mañana sirve
para tomar una taza de café
y salir huyendo
al encuentro con la vida.
A veces también para llegar a ella
antes de la hora prometida.
Para escuchar el relato de sus tristezas
y contagiarse con la dicha de su rostro.
Para tocar los hoyuelos de sus mejillas
y acariciar el color de su cabello.
Para cuestionar el amor
y reconstruirlo entre sus manos.
Para subir a sus alas de mariposa
y soñar con el futuro.
Para qué sirve una mañana
si no para vivirla con María José.



Besasos
Mi sobrina Michel
dice que la moto de Armando es "rapidosa"
dice que las mujeres van a la "peinería"
y le hace notar a mi hermana "no me ha hacío tetero".
Extraño,
pero por una asombrosa discordancia lingüística
pronuncia correctamente algunos de los vocablos
más complejos de nuestra lengua.
A mí se me ocurre pedirle un "besaso".



En la última página
Hay
horas
del día
que sirven
para
pensar
en ti.

En ellas
también
me puedes
olvidar.