lunes, 23 de febrero de 2009

El sueño de las palabras



La escritura es una larga introspección,
es un viaje hacia las cavernas más oscuras de la conciencia,
una lenta meditación.
Isabel Allende

Gracias a un certamen de poesía en internet conocí a Felisa Moreno Ortega. Sus palabras llegaron a mis manos como el murmullo sagrado de los ríos; un canto de pájaros en trance; un infinito cosmos desbordado.
Felisa Moreno Ortega (1969), (Alcaudete, Jaén, España). Poeta, escritora. Ha ganado, entre otros premios de narrativa, el de Escritores Noveles de la Diputación de Jaén, con su primera novela “La asesina de ojos bondadosos”, de pronta publicación. Su blog literario: http://felisamorenoortega.blogspot.com/ nos muestra un mundo de infatigable lectora, un universo fabulado por la imaginación, una sonrisa de luna nueva que ilumina “El sueño de las palabras”.

Atada
Atada,
sumida en el silencio
de miradas invisibles,
de sonidos incoloros.
Sabiéndote allí,
presente y ausentea un tiempo.
Trato de escucharte,
de atrapar tu aliento
que se me escapa.
Desnuda e indefensa,
inacabada.
Me faltas tú.
Saboreo tu ausencia,
anticipo la llegada de tus labios,
las caricias de tu piel
que, dibujándome,
me acaban.


De seda
De seda las manos que me tocan
librando batallas perdidas
en mi cuerpo desatado,
sutiles y armoniosas,
desconocidas.
De seda los ojos que me miran
dibujando caricias inesperadas
en mi vientre atrapadas
silenciosas y calmas,
atrevidas.
De seda la voz que me susurra
liberando mis sentidos,
en mi boca detenida
húmeda y cálida,
enfebrecida.

La dulzura
La dulzura que se escapa de tus labios
huele a verano
a melocotones frescos
a hierba mojada.
Es fruta exquisita por escasa
como perfume bueno
se vende cara.
La dulzura que persigo es infinita
no conoce de fronteras
ni vallas, ni alambradas
es eterna, es etérea.
Es tierna como una mañana
recién estrenada.