sábado, 17 de enero de 2009

Poesía Árabe de Adonis-Alí Ahmad Said



Nada hay entre nosotros salvo este encuentro,
nada salvo esta despedida.
Mahmud Darwish



El poeta Adonis, seudónimo de Alí Ahmad Said, nació en Siria, Qusabín, un 1º de enero de 1930. Uno de los más grandes pensadores y ensayistas del mundo árabe en la actualidad; estudió Filosofía en la Universidad de Damasco y es Doctor por la Universidad de Beirut, Líbano. Su nombre, estuvo nominado al Premio Nobel de Literatura 2008, premio que al final ha sido concedido, hace apenas unos días, al poeta francés Jean Marie Gustave Le Clezio.
Adonis, el gigante de la poesía árabe, es un recreador universal de los arquetipos ancestrales, los mitos y la tradición pre-islámica; un visionario de las letras contemporáneas a través del tema de la mujer, lo femenino, dando novedad a las imágenes y riqueza a las relaciones entre las palabras y las cosas. De sus poemarios El Teatro y los Espejos y Celebración del Claroscuro 1988, una pequeña muestra, versos dorados al sol en medio del combate poético de su pensamiento.

Espejo de una pregunta
Pregunté y me dijeron:
la rama cubierta de fuego es un pájaro,
y me dijeron que mi rostro era una ola
y el rostro del mundo espejos,
suspiro de marinero y faro
y vine.
Tinta era el mundo en mi camino
y cada estremecimiento una frase.
No sabía que entre nosotros
había un puente de hermandad,
de pasos de fuego y profecía.
No sabía que mi rostro
era un barco navegando en una chispa.

Extravío
Una vez me perdí en tus brazos
y eran mis labios una fortaleza
que anhelaba una conquista insólita.
Se enamoraron del asedio
y avanzaron.
Tu talle era un sultán
tus manos la fatiha* del ejército,
tus ojos una guarida y un amigo.
Nos unimos, nos perdimos juntos,
penetramos en el bosque de fuego.
Trazo el primer paso hacia ti
y abres el camino…


*Primera azora del Corán